viernes, 12 de noviembre de 2010

Taller de Cuento Fantástico El Minotauro

¿Porqué hacer un taller de literatura en tiempos de desastre? – dirán.



Porqué hacer escritores cuando se habla de fin de la historia, pérdida de utopías, guerras religiosas, destrucción y caos.


Por suerte para nosotros los que creemos en la literatura, en la palabra como la más poderosa de las armas de entendimiento entre los hombres, esta pregunta ya se encargó de responderla Friedrich Hölderlin cuando expresó su horror ante los holocaustos y a lo que él consideraba consecuencia del alejamiento del hombre de lo divino.


“Son ellos, los escritores y los poetas, semejantes a los sacerdotes del Dios del vino que van en el curso de las noches, de país en país, de voz en voz, recuperando el testimonial histórico y el valor de la palabra como un don divino”.


Nos toca presenciar un país fragmentado por las catástrofes que tendrá que reconstruirse con todos sus pedazos en esta dolorosa cartografía donde los chilenos nos reencontraremos.


De pérdidas e imaginaciones, de deseos y olvidos, de fantasías y memoria, de miedos y mitos el grupo del Taller de Cuento fantástico El Minotauro logró terminar triunfalmente ocho meses de intenso trabajo.


Sabemos que la literatura no es un éxito social pero comprobamos en esta experiencia que si es un triunfo personal.


Será entonces la tarea de estos talleristas multiplicar las voces, crear nuevas voces, para hacer que la palabra se ejerza no sólo como encantamiento, como contentamiento sino que de un lenguaje caído, mentido, sin sentido, humillado por las demagogias, pase a ser lengua recobrada, de imaginación, de habla y de liberación.


Termina la primera experiencia del Taller de Cuento Fantástico El Minotauro, gracias a sus participantes, al Café Literario Parque Bustamante y a la directora de Letras Kiltras Nat Gaete quien siempre nos dio un espacio de difusión.


No veremos pronto en algún otro espacio en que nosotros los escritores logremos que por la magia de la literatura nuestras imaginaciones se hagan tan fuertes que logren empoderarse.


Mónica Gómez


Escritora


Santiago, Octubre, 2010.


Selección de trabajosTaller de Cuento Fantástico El Minotauro, presentación en revista digital.
 
En la revista digital ArteKiltro Nº 5 se ha hecho una presentación de trabajos destacados correspondientes a los alumnos que completaron el ciclo completo del taller y que han sobresalido en su creación literaria.

Han sido publicados:
 
Alicia Fontecilla con su cuento Posesión
 Loreto Espinoza - El brazo torcido
Eduardo Álvarez - Casa no tomada
Ximena Campodónico - El cuento

Se deja a disposición de los lectores del blog la revista para la lectura de los cuentos del taller.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Estrictamente ornamental

Era de madera de sándalo color marrón, con incrustaciones de marfil y filetes dorados. Preguntó fecha... ¡De mil novecientos dos, una verdadera maravilla ! -contestó el anticuario.




Peso a peso juntó los ochenta mil, con cuidado lo envolvió en la franela y se lo llevó a casa ¡era la pieza más valiosa que había tenido nunca en sus manos ! -aunque no sirviera para nada- pensó.



Por la noche, exactamente a las doce, detrás de los vidrios de la vitrina y decorando el lugar de honor con su estructura de madera de sándalo color marrón, incrustaciones de marfil y filetes dorados, y contrariando totalmente su estricto deber ornamental... el teléfono sonó.

viernes, 22 de octubre de 2010

EL RETORNO

Sé que la verdad
está oculta
temerosa
entre los confines de los pliegues del sueño

Y busco la verdad
incesantemente
y sueño

Y sueño
bajo la luz del mediodía
al sueño del ensueño
al filo de la medianoche
y a la lucidez de la vigilia

me guía una luz de oro
arcángel luminoso de la infancia

Y despierto al sueño de la luz del mediodía
y busco la verdad en el espejo de agua de la vertiente del sur

Y las aguas de la vertiente del sur
puras en su origen
caen formando un gigantesco charco negro
y sucio
en el que emergen cabezas de niños mutiladas
y miradas dementes
y veo sobre la superficie verdenegrosa del agua flotar una
mandrágora cuyas bayas carnosas de color anaranjado que
contienen la verdad son arrancadas por la mano
invisible de la mentira
y en su chillido de estertor
aterrada la mandrágora por su muerte prematura
grita la verdad buscada
pero la verdad es acallada por el grito aún más alto de la mentira
y se me niega la verdad
y el sueño de la luz del mediodía
es devorado por el carcelero de las pesadillas

Y despierto al sueño del ensueño
y busco la verdad en el espejo de la tierra del sur
en la eternidad de la tierra
y me sumerjo en la tierra
y mis ojos se llenan de arenisca negra y húmeda
y me encuentro con la muerte
y descubro que la muerte no es hembra sino un andrógino que me mira pero me oculta su mirada

un andrógino que se asemeja
casi en similitud
a otro
que un día
me robó
el recobrado amor de la Caverna de Kôr
y siento que me oculta su mirada porque su mirada es la verdad
y la verdad es
muerte
pero escucho risas a mi alrededor que denotan la burla de
                                                                         (esta vez)
la trampa mortal
voces que al parecer se ríen de mi ingenuidad por creer
que la muerte
existe
y la burla me revela nuevamente la mentira
y se me niega la verdad
y el sueño del ensueño es devorado por el carcelero de las
pesadillas

Y despierto al sueño
                              del filo de la medianoche
y busco la verdad en el espejo del viento del sur
y el viento del sur murmura sordamente en mi oído
                                                                     deseo profundo -dice-
matricaria, agrimonia, agua de vertiente del sur, magnolia,
canelo, vino rojo, tierra del sur y amor
mucho amor transmutado todo en el
crepitar del fuego del sur

y reconozco en esta pócima el bálsamo de la verdad
                                                                           pero no la verdad

y el sueño del filo de la medianoche desaparece
devorado por el carcelero de las pesadillas

Y despierto al sueño de la lucidez de la vigilia en el
espejo del fuego del sur
en el purpúreo resplandor del fuego del sur
en el que crepitan con sus lenguas de llama infinitas salamandras
de piel de cobre
                        oro rojo
con vetas de malaquita
y veo entre el fuego
el nacimiento de una gigantesca ave con alas doradas
que es a la vez
                  la luz de oro
                  arcángel luminoso de la infancia
la que emprende su divino vuelo

y me guía
y me guía a través del sendero corpóreo de la verdad
y me encuentro con mi origen
                                     con el vientre materno de mi origen
y el sueño de la lucidez de la vigilia
se transforma en verdad
                                   y retorno
y ante mí se eleva
                          diamantina
la verdad
en la figura de una cadena eterna de montañas azules
                                                                               zafiro infinito
enigma
             del origen
             del inicio
             y del fin

miércoles, 13 de octubre de 2010

CON TODO RESPETO

                                                                                 

                                                                                                         


Señor Dios:
         (disculpe la hora)
le escribo así... raro y tonto
con  ingenuidad de niña o de ilusión
en una noche como esta
         al parecer más larga que otras
y después de re y re-pensar
         que la vida  no es ni  será una porquería
como dice Discépolo
para pedirle, solicitarle a usted
         que dicen es el Alto Poderoso
         (me imagino más que Obama, mucho más)
tenga la bondad, la gentileza     
de mandarme la vida

Pero una vida livianita
así como un nadar en aguas limpias
un irse despacito y sin que uno quiera
un dormirse laxo y sudoroso
un tirarse sobre el pasto
y no pelearse más contra los amarillos
                                               cansada y triste
por no haberlos transformado en verdes



  Señor, lo creo
                   a diferencia de dictadores y argentinos
un Dios justo y de una sola palabra
que cuando le dan serias razones
usted no condesciende
                   sino accede
y dice sí, cuando sí
y no cuando no
por lo cual no creo sea mucho pedir
ni tan difícil de conceder
esta justa aunque inusitada petición

Agradeciendo de antemano
después, más tarde
si usted dice que no
no sé si podré comentárselo
(las posibilidades de volvernos a encontrar
son de un 50 por ciento,
el coludo tiene también su oportunidad
gracias a vuestra divina gracia, claro)
su estimable decisión
quedando de usted para el eterno
su segura y sincera servidora




                                                                           Una poeta

martes, 5 de octubre de 2010

Sueños de una mujer alada
 
 
Suelo soñar que me alimento de ostras
únicamente
     exclusivamente
puramente
de ostras
que mi paladar es un gigantesco nicho blanco
y mi lengua un forro de terciopelo rojo
 
 
suelo soñar que soy una india joven
que tapa su desnudez con una capa blanca
que se desnuda entre los helechos
y hace el amor a cada instante
sobre el musgo húmedo
de la selva ardiente
 
 
suelo soñar que vuelo muy alto
que me pierdo y encuentro
entre nubes y rayos
que me arrastran las tempestades
que se destrozan mis brazos
al transformarse en alas
y que se atrofian mis manos
de tanto atrapar el viento
 
 
suelo soñar a veces que estoy despierta
y que miro los sueños a mi alrededor
y que cada sueño es sólo un sueño
con un personaje que no soy yo
sino una gigantesca mujer alada
 
 
suelo soñar a veces que soy feliz
y que la felicidad no es más que un sueño
un sueño corto que al despertar
me sume entera en la desventura
en la tragedia que la realidad
no es otra cosa que la gran ausencia
de esa cosa extraña
necia utopía
llamada a veces
felicidad
 
 
 

lunes, 27 de septiembre de 2010

EL CUENTO MÁS LINDO DEL MUNDO

 

 

 

Por Mónica Gómez

 

 

 

Poco a poco aceptó que estaba despierta y que era ese pequeño ruido en algún rincón de la casa, el que la había despertado.

 

 

Pensó – mientras miraba la hora – que era un poco más tarde de lo normal, más aún que durante el último insomnio.

 

Descalza

llegó hasta el estudio  donde para su asombro,

 la antigua Underwood de los años treinta, con

su teclado carente de las letras A ( de Amor) y C (de Cariño) y sin que mano alguna la guiara

 había escrito

 

 El   _UENTO  M_S LINDO DEL MUNDO

viernes, 17 de septiembre de 2010

Carta de desamor

Otrora querido señor :
      Le escribo en esta tarde casi gris
      para decirle
            (comunicarle)
      que con fecha de hoy
            día significativo en la vida de los dos
      termina
            (acaba para siempre)
      mi amor por usted
Terminándose también
      mi necesidad de verlo
            de hablarle
            de gozar su sonrisa
            de acercarme
            de acercarme más
            de estar tan cerca que verme en sus
                                          ojos
            de sentir sus manos en mi pecho
            de acariciar su hermoso cabello
            de entristecerme por sus melancolías
            de pensar en usted
            y de retar de duelo a muerte
                                     a todas aquellas que lo miren
                  lo apenas miren
                        o intenten siquiera mirarlo
Señor tan pero tan querido
      (hasta el día de hoy)
deseo también expresarle que a partir de este instante
(exactamente las 10 de la mañana de un jueves de abril)
                  olvido su nombre
                  su historia
                  su historia conmigo
                  mi historia con usted
                  y todas las historias que juntos inventamos
Y  le comunico que por este conducto
                  le devuelvo a usted
                  sus besos
                  sus caricias
                  sus promesas nunca cumplidas
                  las que sí cumplió
                  sus ojos
                        (que durante tanto tiempo se
                        guardaron en los míos)
                  su sonrisa
                  sus enojos sin razón
                  los que sí tuvieron razón
                  sus brazos de la noche
                  su timidez del atardecer
                  su olor a  hierba
                  su sabor salado
                  su tristeza de eterno ausente
Además de la ternura que siento por usted
                  y que se la entrego sin remedio
                        porque a mi pesar
                  lo quiera yo o no
                        usted se la lleva consigo
       Agradezco su atención a ésta
                  y le suplico olvide para siempre
       mi eterno amor por usted.
                                                 Una poeta

jueves, 9 de septiembre de 2010

EL AMOR

(Sabía que existías amor


te había visto en sueños)


 


sabía


tres señales indicarían la


cercanía de tu presencia


 


la primera


(amor)


bajaría de la montaña en la


figura de un suicida


monje negro quien me


enseñaría las tres leyes del


dolor


 


la segunda


(amor)


llegaría oculta en el velo


nupcial de una albina de ojos


dorados


quien me enseñaría el lenguaje


críptico del gozo


 


la tercera señal


(amor)


me sería enseñada por mI


misma en el fondo de mi


mirada reflejada por el sol


en el tercer vértice del espejo


de las tres puntas


 


te confieso


(amor)


que te temía


 


creía que el amor era una vigilia


constante


atroz


un llanto mudo


un eterno perder y perderse


un continuo ritual de


abandonos


un beber hasta el fondo la hiel


del naufragio


un sentir violento el


desamparo de la traición


la muerte en vida del desamor


 


hoy que te conozco


(amor)


 


sé que el amor es una


interminable sed del otro


una voracidad saciada


en la llama de la ternura


iluminando oscuros


senderos


peligros


y acantilados


 


es beber


la sagrada copa-miel


de las caricias


el regocijo de los encuentros


el sumergirse profundo en las


ocultas aguas del placer


es el poseer entre los puños el


Absoluto de la Fortaleza


la Verdad y el Triunfo


 


te reconocí


(amor)


en el alma diamante


fuego respiración y aliento


luminoso


quien me reveló mi vida escondida


en mí y me dio las fuerzas para


matar al celoso carcelero de


las pesadillas


 


te reconocí


(amor)


en el alma diamante


octavo rehén de la puerta


nueve


quien me atrapó en su mirada-


piel-corteza para que yo


con mis manos


hacedoras de aire y fuego


la atravesara y tocara


la grandeza de su corazón


 


te reconocí


(amor)


en el alma diamante


bienaventurado quien me


atrajo como un vértigo


a la luz originaria de su vida


arrancándome de la tierra y


mostrándome la inmensidad


del orden divino


 


(Sabía que existías amor


te había visto en sueños)


 

Seguidores