lunes, 27 de septiembre de 2010

EL CUENTO MÁS LINDO DEL MUNDO

 

 

 

Por Mónica Gómez

 

 

 

Poco a poco aceptó que estaba despierta y que era ese pequeño ruido en algún rincón de la casa, el que la había despertado.

 

 

Pensó – mientras miraba la hora – que era un poco más tarde de lo normal, más aún que durante el último insomnio.

 

Descalza

llegó hasta el estudio  donde para su asombro,

 la antigua Underwood de los años treinta, con

su teclado carente de las letras A ( de Amor) y C (de Cariño) y sin que mano alguna la guiara

 había escrito

 

 El   _UENTO  M_S LINDO DEL MUNDO

viernes, 17 de septiembre de 2010

Carta de desamor

Otrora querido señor :
      Le escribo en esta tarde casi gris
      para decirle
            (comunicarle)
      que con fecha de hoy
            día significativo en la vida de los dos
      termina
            (acaba para siempre)
      mi amor por usted
Terminándose también
      mi necesidad de verlo
            de hablarle
            de gozar su sonrisa
            de acercarme
            de acercarme más
            de estar tan cerca que verme en sus
                                          ojos
            de sentir sus manos en mi pecho
            de acariciar su hermoso cabello
            de entristecerme por sus melancolías
            de pensar en usted
            y de retar de duelo a muerte
                                     a todas aquellas que lo miren
                  lo apenas miren
                        o intenten siquiera mirarlo
Señor tan pero tan querido
      (hasta el día de hoy)
deseo también expresarle que a partir de este instante
(exactamente las 10 de la mañana de un jueves de abril)
                  olvido su nombre
                  su historia
                  su historia conmigo
                  mi historia con usted
                  y todas las historias que juntos inventamos
Y  le comunico que por este conducto
                  le devuelvo a usted
                  sus besos
                  sus caricias
                  sus promesas nunca cumplidas
                  las que sí cumplió
                  sus ojos
                        (que durante tanto tiempo se
                        guardaron en los míos)
                  su sonrisa
                  sus enojos sin razón
                  los que sí tuvieron razón
                  sus brazos de la noche
                  su timidez del atardecer
                  su olor a  hierba
                  su sabor salado
                  su tristeza de eterno ausente
Además de la ternura que siento por usted
                  y que se la entrego sin remedio
                        porque a mi pesar
                  lo quiera yo o no
                        usted se la lleva consigo
       Agradezco su atención a ésta
                  y le suplico olvide para siempre
       mi eterno amor por usted.
                                                 Una poeta

jueves, 9 de septiembre de 2010

EL AMOR

(Sabía que existías amor


te había visto en sueños)


 


sabía


tres señales indicarían la


cercanía de tu presencia


 


la primera


(amor)


bajaría de la montaña en la


figura de un suicida


monje negro quien me


enseñaría las tres leyes del


dolor


 


la segunda


(amor)


llegaría oculta en el velo


nupcial de una albina de ojos


dorados


quien me enseñaría el lenguaje


críptico del gozo


 


la tercera señal


(amor)


me sería enseñada por mI


misma en el fondo de mi


mirada reflejada por el sol


en el tercer vértice del espejo


de las tres puntas


 


te confieso


(amor)


que te temía


 


creía que el amor era una vigilia


constante


atroz


un llanto mudo


un eterno perder y perderse


un continuo ritual de


abandonos


un beber hasta el fondo la hiel


del naufragio


un sentir violento el


desamparo de la traición


la muerte en vida del desamor


 


hoy que te conozco


(amor)


 


sé que el amor es una


interminable sed del otro


una voracidad saciada


en la llama de la ternura


iluminando oscuros


senderos


peligros


y acantilados


 


es beber


la sagrada copa-miel


de las caricias


el regocijo de los encuentros


el sumergirse profundo en las


ocultas aguas del placer


es el poseer entre los puños el


Absoluto de la Fortaleza


la Verdad y el Triunfo


 


te reconocí


(amor)


en el alma diamante


fuego respiración y aliento


luminoso


quien me reveló mi vida escondida


en mí y me dio las fuerzas para


matar al celoso carcelero de


las pesadillas


 


te reconocí


(amor)


en el alma diamante


octavo rehén de la puerta


nueve


quien me atrapó en su mirada-


piel-corteza para que yo


con mis manos


hacedoras de aire y fuego


la atravesara y tocara


la grandeza de su corazón


 


te reconocí


(amor)


en el alma diamante


bienaventurado quien me


atrajo como un vértigo


a la luz originaria de su vida


arrancándome de la tierra y


mostrándome la inmensidad


del orden divino


 


(Sabía que existías amor


te había visto en sueños)


 

Seguidores