domingo, 10 de noviembre de 2013

Clasificado, del nuevo poemario de Mónica Gómez







                                               Clasificado


Se busca socio
 
profundo
(no atormentado)
 
apasionado
(no demente)
 
verdadero
bello
y valiente
 
para hacer mil cosas
y recrear el mundo
 
 
(Favor de no responder en caso de no reunir estas condiciones)

sábado, 26 de octubre de 2013

El Juego poema de nuevo poemario de Mónica Gómez

 
 
 
 
                                   El Juego


                       La mujer que me habita

                   quiere al hombre que te habita

                                  juguemos

                                  juguemos

                                  juguemos

                                   al dulce

                                al placentero

                                  al eterno

                            fuego del amor

sábado, 31 de agosto de 2013

Honrosa nueva pertenencia en Centro Cultural Latinoamericano




 
Agradezco a los/las colegas del Centro Cultural Latinoamericano por estos honrosos reconocimientos.
Es importante para mí cuando son mis pares los que me honran.
Gracias

domingo, 7 de julio de 2013

Cuento Klingenthal, del nuevo libro “Cuentos Negros de Loreto Lo” de Mónica Gómez



   

 
Klingenthal


     Por Mónica Gómez









Reconoció a su asesino en el momento mismo que lo vio

(las regresiones sicoanalíticas no habían sido en vano en esta vida)

Ahí frente a sus ojos estaba nuevamente Klingenthal.

-Pensó –“la eternidad ha sido su fuerza”.
Era una verdadera obra de arte
al sobrevivir así a través del tiempo, los siglos.

Su temple alemán no se notaba, sólo mostraba como la vez anterior que lo miró por primera vez, su extraordinaria belleza símbolo de aristocracia y sabiduría.

Pero en esta vida no la engañaba su inofensivo aspecto.

Anteriormente, su idealismo había provocado que solamente viera su apariencia física, su exquisita suavidad, prestancia, porte, el color negro plateado de su textura y el collar de platino con que adornaba su cuello.

Y en esa oportunidad, eso la había seducido.

-¡Todo se debió a un arrebato pasional! -se dijo.

Ahora con la mirada del retorno, la ventaja estaba a su favor, ella sabía quién era él, pero él no sabía quién era ella.

(Las ventajas de la muerte-pensó)


                                                                      

Esta vez lo había encontrado la casa de antigüedades de Bertoldo Dahann en el sector de Alonso de Córdoba y luego de pasearse un rato en busca de algo sorprendente (su   eterno delirio).




Por supuesto él no la reconoció, ella no era ahora Loreto Lo, la escritora  a quien había asesinado, engañándola vilmente con el  brillo de su porte y aguardando el momento preciso ahí en un rincón del dormitorio (al que ella misma le había permitido entrar) y en la impunidad que nadie, absolutamente nadie, sospecharía de él como autor del homicidio.
       
         











Del crimen perfecto.











Indudablemente también había sido culpa de ella (la escritora), en esa ocasión, no fue posible que casi sin conocerlo  le hubiese abierto las puertas de su casa y de sus sentimientos.

Confiando en que él sería su guardián, su protector ante cualquier agresión, quien le evitaría las caídas y apoyaría en la vejez.


        Con él, la eternidad.





sábado, 1 de junio de 2013

Poema "Sueños de una bruja azul" de Mónica Gómez (nuevo poemario aún sin título y dedicado al nuevo encuentro)

 
 
Sueños de una bruja azul
 
 
Suelo soñar que me alimento de ostras
unicamente
exclusivamente
puramente
de ostras
que mi paladar es un gigantesco nicho negro
y mi lengua un forro de terciopelo azul
suelo soñar que soy una india joven
que tapa su desnudez con una capa azul
que se desnuda entre los helechos
y hace el amor a todo instante
sobre el musgo húmedo
de la selva ardiente
Suelo soñar que vuelo muy alto
que me pierdo y encuentro entre nubes y rayos
que me arrastran las tempestades
 se destrozan mis brazos
al transformarse en alas
y se atrofian mis manos de tanto atrapar el viento
Suelo soñar a veces que estoy despierta
y que miro los sueños a mi alrededor
y que cada sueño es sólo un sueño
con un personaje que no soy yo
sino un gigantesca bruja azul
suelo soñar a veces que soy infeliz
 y que la infelicidad es también un sueño
un sueño corto que al despertar
me sume entera en la aventura
en la realidad
llamada hoy
felicidad.


domingo, 12 de mayo de 2013

De la serie Cuentos de Familia de Clemente Vial Oliva

        
 
            

                                                               Mentira   

                                                                        Por

                                                                                                                  Clemente Vial


                          Él jamás decía mentiras.

lunes, 29 de abril de 2013

"Cuentos Negros de Loreto Lo", nuevo libro de Mónica Gómez ( registrado y en producción)

 
 
Con este nuevo libro, Mónica Gómez se introduce en la experimentación del cuento-novelado fantástico y los temas del sueño , el tiempo , el espacio , la locura , el espacio-tiempo , el deja vu , la reencarnación  y  la  muerte.
Apasionantes historias que cuentan también con la creación visual de la escritora.
Próximo a editarse.
 
 
Cuento Klingenthal
del libro
"Cuentos Negros de Loreto Lo"
 
 
 
Ni el fuego purifica la maldad
 
 
 
 
 

sábado, 16 de marzo de 2013

Reseñas de libros de cuentos de Mónica Gómez


El desnudo del cuerpo
semeja el desnudo del alma
a la poesía 
 

 
 
    Reseñas de libros de cuentos de Mónica Gómez  
   
 
 
 
 
Ruptura

(Portada del libro "Diez cuentos del retorno y una confesión desesperada"
obra de la pintora Remedios Varo autorizada su uso por su viudo Don Walter Gruen)







 Libro de cuentos "Aproximaciones"

ISBN  968-846-036-2

Publicado por Editorial Villicaña, S.A. de C. V.,México. 1986.

 

Con una prosa singular,dinámica,llena de creatividad técnica y verbal, la autora nos presenta una serie de cuentos que inciden en la realidad que hoy nos toca vivir.

Respuesta creadora a los retos y vicisitudes de esta época, Aproximaciones hace pensar y sorprende.

 

2.

Libro de cuentos "De la vida, los hombres y otros cuentos".

ISBN  968-856-139-8

Publicado por Editorial Plaza y Janés, S.A.de C.V. o Plaza y Valdés. México.1988.

Narrativa de cuento corto y cuento largo fantástico , que incluye temas políticos con ironía y oficio.

Hace pensar si esta vida no es otra cosa que "puro cuento".

 

3.

Libro de cuentos "Diez cuentos del retorno y una confesión desesperada"

ISBN  968-6426-14-0

Publicado por Editorial Alpe. México. 1993.

Serie de narraciones enfocadas desde el punto de vista del exilio, experiencia desgarradora del Chile del 73 la que para muchos significó una muerte en vida, mientras que para unos pocos, en este caso Mónica Gómez, fue el detonante para expresar un magnífico potencial creativo.

Especial mención tiene el cuento final de este libro, titulado "La confesión de Monsieur Chauvet", que narra la vida oculta de un equívoco personaje.

Reseña novela "El diario de Moi" de Mónica Gómez


Novela "El diario de Moi" de Mónica Gómez
 
 
 
Portada del libro,
obra  de la pintora Remedios Varo
 
 
 El diario de Moi

ISBN 956-265-060-4

Publicada por Mosquito Editores. Chile. 1994.

Excelente novela testimonial que narra la historia negra vivida por dos mujeres en tiempos de dictadura.

El material testimonial que incluye este libro fue recopilado y transcrito por la periodista chilena radicada en México Ángela Hoces, quien  con su extraordinario talento ya había ganado un premio Casa de Las Américas a los diez años.

 
"Huelo el aroma de mi piel que se quema, que se quema lentamente bajo la lumbre del cigarrillo de ese hombre desconocido que ha penetrado mi cuerpo violentamente, sin mi consentimiento...y huelo mi propia carne quemada"-dice el personaje.


 
Y reza-"Ruego seamos protegidos de los hombres que nos persiguen, nos torturan y nos matan".
Trabajo audaz dirigido por sobre todas las cosas, a la recuperación de la dignidad de la mujer latinoamericana.



 

sábado, 23 de febrero de 2013

Reseñas de poemarios de Mónica Gómez



El Diagnóstico


Le había advertido el médico que una sola gota podía provocar la crisis, a pesar de los ya tres años, mil novecientos días o veintiséis mil doscientas horas (que eran lo mismo) sin sentir el aromático,áspero y rojizo sabor de un Chautenef du Pape.
Esa noche( más larga que otras) el deseo dominó al temor, y el hombre soñó como lenta, muy lentamente, tomaba la copa (redonda y suave como pecho de mujer) y bebía hasta el fondo el espeso y lascivo liquido color burdeos.
Por la mañana , el diagóstico implacable no admitió dudas -"Fallecimiento por paro cardíaco consecuencia de una cirrosis, agudizada por ingestión de bebida alcohólica".

jueves, 14 de febrero de 2013

Estrategia (cuento)



Estrategia


Aquel sicoanalista practicaba exclusivamente la terapia de grupo,

la individual   ( lenta y meticulosa )   retardaba demasiado

 la meta de "CUPO COMPLETO"  fijada para su hopital siquiátrico.




El diagnóstico (cuento)



El Diagnóstico


Le había advertido el médico que una sola gota podía provocar la crisis, a pesar de los ya tres años, mil novecientos días o veintiséis mil doscientas horas (que eran lo mismo) sin sentir el aromático,áspero y rojizo sabor de un Chautenef du Pape.
Esa noche( más larga que otras) el deseo dominó al temor, y el hombre soñó como lenta, muy lentamente, tomaba la copa (redonda y suave como pecho de mujer) y bebía hasta el fondo el espeso y lascivo liquido color burdeos.
Por la mañana , el diagóstico implacable no admitió dudas -"Fallecimiento por paro cardíaco consecuencia de una cirrosis, agudizada por ingestión de bebida alcohólica".

domingo, 3 de febrero de 2013

Prólogo del nuevo poemario


 

                                                 





 
Portada del libro
pintura de Gustav Klimt


                  
Prólogo
                       

 ¿Cuál es el Nombre Secreto?
 
   
 Mónica Gómez no se aviene, fácilmente, con las perspectivas habituales e inherentes de lo vivido, pues necesita avanzar a lo largo de senderos y direcciones de este mundo, en busca de una satisfacción más honda que la ofrecida por cualquier otra categoría que no le pertenezca por vividas. Parece refractaria de lo tradicional. Es por eso que adopta, en la escritura, una movilidad que le permita deambular, pensar, observar el propio corazón, traducir las miradas, como quien, en la escritura del habla, alcanzara el vaciado de las inquietudes y de las búsquedas. En este sentido, el verso impulsado en el aire de la página, consigue ir y venir, como si el vuelo pudiera alcanzar fronteras huidizas, señalando territorios que aparecen y se tornan próximos, aunque también se marchan hacia la luz de los arcanos.

                  Tres son los énfasis en los que deposita su interés y atención preferencial: el amor, la muerte y el retorno. Cada uno goza de un largo prestigio en la literatura, porque previamente dilatan la experiencia con indubitable propiedad. Amor, muerte y retorno no son, sin embargo, motivos estancos: mantienen, entre ellos, comunicación de la más alta pertinacia. Pero ese tres que los conjunta, provoca, a su turno, un ánimo trinitario multiplicador, del que se tiene palmaria evidencia en los textos. Con frecuencia éstos son viajes en la reminiscencia y travesías anímicas. Entre la efeméride emocional y el arduo trabajo de la voluntad, emerge una voz que sabe de crepúsculos, de noches, de principios de alba: un elenco completo para mostrar la afirmación de vivir, a pesar de tantos pesares.

                  El amor prorrumpe, dentro del soliloquio lírico, con acento positivo, ya que a él se pertenece a partir del reconocimiento y de la aspiración que procrean deleite imaginativo y placer indecible; igualmente porque atavían el ánimo a partir de una disponibilidad que se traduce en espera, encuentro de presencias y ofrenda al “nombre secreto de Dios”. A partir de esta consumación, deviene una nueva tríada favorecedora para el alma: fortaleza, verdad y triunfo.

“Equívocamente
buscaron
el amor
Ocultamente
y en su nombre secreto
lo invocaron tres veces
Verídicamente
se encontraron
en el amor”

                  La sección dedicada a la muerte alcanza mayor capacidad conmovedora. Previsiblemente, los poemas concentran la intención de enfrentar desbarajustes y tribulaciones, a los que suele llevar hasta los límites de la razón y de la resistencia anímica, la siempre dura e implacable “empadronadora”, hubiera dicho Gabriela Mistral.

                  En este caso, los poemas parecieran edificarse sobre la base de un motivo tan vivencial como desapacible, en cada uno. Con todo, el lenguaje empleado busca ser un vehículo veraz e intenso —arrancado, a veces, después de sostener una brega lacerante con el sí propio—en aseveraciones y actitudes que desnudan la cavilación a que da origen el encuentro de la auténtica experiencia, a despecho de cierta intromisión rampante de conectores lógicos. Cuando ello no sucede, aumenta su potencia expresiva.

                Hoy no temo a la vejez
    a la muerte
   a la represión
tengo la edad del tiempo
soy transparente como el aire
y no me indigna el desamor”

                  Los senderos del retorno, tercera sección del poemario, corresponde a la paradoja de separación y anhelo de reencuentro, ya no ceñido de tiempo, sino de perdurabilidad. Entonces, la voz exalta, reflexiona y activa la memoria. Un breve y significativo elenco de personas es el pivote de los versos. Incluso ensaya habitar la voz de una indígena, representante de esa condición tan llamativa por ser ajena, aunque tan cercana por el hecho de compartir la condición de mujer.

“¡Glorioso Künultuaen!                                                                                                                              gracias por haber abierto
 la sagrada puerta                                                                                                  
la misteriosa puerta                                                                                                                                           la secreta puerta 
la buscada y revelada puerta de la libertad 
¡Yallemai…! “      

                 Mónica Gómez confirma, en este libro, la combatividad existencial de sus obras anteriores. Poemas de asuntos esenciales. Nada se le otorga fácil. Ni el amor, ni la muerte, ni el retorno son distracciones o quedan dichos con modo feble de quien se gozara con la ligereza de los hechos, únicamente. Si dice noche es porque ha conocido de tinieblas; si amanecer, debido a que la energía del poema ha sabido escuchar su voz y el ansia que clama y suspira por el “nombre secreto de Dios”. Tal vez sea ése el hallazgo que experimenta en su vislumbre. Este libro: la traducción verbal de esos destellos.

 
                                                                 Juan Antonio Massone

                                                    
                                                              Santiago, diciembre 2012

                                                                                                     
                  






 

Agradecimientos de la autora
 
 


  Agradezco enormente a todos aquellos que rodearon el

quehacer de este
 
libro,
 
presencias-  a veces ausencias- que inquietaron mis
 
sentimientos,especialmente
 
a la ternura de mi nieto Clemente,
 
a la fe de mis colegas escritores,
 
al siempre generoso apoyo de Juan Antonio,
 
al sereno consejo del Padre Mario
 
a la amistad de Jaime Hales,
 
a Marcela Gracia ,
 
a Chelita, Isabel,María Sofía,Ernesto, Amanda y demás.
 
A todos ellos gracias.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(El Nombre Secreto de Dios)
 
se gesta en Ushuaia
 
 
 
 
 
 
                                                                                               
                  

 
 
                  
                                                                              
                                                                 La autora Mónica Gómez 

                                                       fotografiada por

                                                        Amanda Espejo,

                                                        artista múltiple,

                                         durante una conversación interrumpida.
                
 
 






 Ushuaia

(fotografía:Paz Oliva)


 
 
 

 
 
 
 
 
 
 

 
 












 



Seguidores