domingo, 31 de enero de 2016

En esta reflexión de inicios de año, debo reconocer que también he conocido personas de gran bondad sin cuya amistad no habría sido posible hacer y escribir mucho.

Para ellas este cuentito corto.



La Bondad



Esa persona era buena, buena, buena.
La autopsia reveló que su corazón era de oro.

1 comentario:

  1. Greetings from Belgium, visit my weblog on: https://koivis.wordpress.com/
    so the flag of your country is on the list of visitors;

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para mí. Déjala con respeto.

Seguidores